Inicio


Consideraciones previas

  Cómo emprender

  Ventajas e inconvenientes del autoempleo

  Tu idea de negocio es buena

  Cualidades de la persona emprendedora

  Test de aptitudes empresariales

  Flujograma


Plan de empresa


Formas jurídicas


Trámites de constitución


Financiación y ayudas


Formación


Información práctica


Documentación y formularios


Recursos mujer


Asoc. mujeres empresarias


Glosario


Volver a la portada


Antes de comenzar

Consideraciones previas/

Consideraciones previas

Veamos a continuación una lista de veinte consejos dedicados a personas emprendedoras:

1. Busca la pasión en lo que  hagas
Para tener éxito en tus emprendimientos, debes proceder con pasión.

Para ello debes emprender negocios que traten sobre temas que te apasionen o, en todo caso, procurar encontrarle el gusto a lo que hagas.

Si no lo logras, debes buscar hacer otras cosas, pues si no hay pasión y energía en tus emprendimientos, las oportunidades de alcanzar el éxito son muy reducidas.

Debes buscar emprender negocios en los cuales te diviertas, en los cuales trabajes con entusiasmo, en los cuales tengas disposición a trabajar gratis.


2. Aprovecha tus ventajas
Sácale siempre provecho a tus ventajas competitivas, es decir, a aquellos aspectos en donde sobresalgas o te destaques ante el resto.

Tus ventajas pueden estar en tus conocimientos, experiencias, habilidades, destrezas, recursos, contactos, etc.

Úsalas siempre para emprender tus negocios, y para sacarlos adelante. Y siempre trata de reforzarlas y mantenerlas, por ejemplo, si dominas un tema en particular, aprovéchate de él, y si tienes contactos importantes, trata siempre de mantenerlos.


3. Ofrece algo diferente
Para tener éxito como persona emprendedora, debes ofrecer siempre algo diferente, algo que sea único y novedoso, algo que no ofrezca el resto y que te permita una diferenciación.

Como persona emprendedora debes ser capaz de ofrecer algo novedoso y distinto, algo que sea el motivo por el cual los consumidores y  las consumidoras te reconozcan, dejen de comprar a la competencia, y te elijan y prefieran a ti.


4. Empieza en pequeño, pero proyéctate en grande
Empieza con pequeños emprendimientos, pero siempre proyectándote a ser grande. Empieza con pequeños negocios, domina bien todo lo que hagas, y luego, poco a poco, empieza a crecer.

Por ejemplo, empieza ofreciendo un solo producto o atendiendo a un solo tipo de consumidor/a, adquiere experiencia en ello, y luego, a medida que el negocio vaya creciendo, ofrece una mayor variedad de productos, o empieza a buscar nuevos mercados.


5. Proyéctate en el futuro
Concéntrate en lo que haces ahora, pero siempre piensa en el futuro. Cada decisión que tomes, no debes tener en cuenta sólo las consecuencias que pueda tener ahora, sino las consecuencias que pueda tener en el futuro.

Por ejemplo, al emprender un negocio, debes considerar la posibilidad de que pueda convertirse en un gran de negocio, debes ver lo que te pueda dar el negocio ahora, pero también lo que te podría dar en el futuro.


6. Planifica siempre

Cada negocio que emprendas, sea del tamaño que sea, debes planificarlo y hacer un plan de negocio.

Un plan de negocio no tiene por qué ser algo complejo, simplemente debe ser un documento en donde coloques toda la información que pueda servirte para tomar mejores decisiones, tus objetivos, los medios o estrategias que te permitirán alcanzar dichos objetivos, y tus proyecciones o presupuestos.

El plan de negocio te permitirá ser más eficiente y minimizar el riesgo, te servirá de guía para emprender tus negocios, y para poder  operar  los primeros meses vida.


7. No seas tan optimista

Al hacer tus proyecciones, no seas demasiado optimista, trata de informarte, analizar bien las cosas, y ser lo más realista posible.

No te dejes llevar por el optimismo propio de las personas emprendedoras, y trata de ver las cosas con frialdad, considera siempre todos los problemas o dificultades que puedan suceder, y ten en cuenta que muy probablemente aparecerán problemas y dificultades que no llegaste a prever.


8. No te concentres sólo en el dinero
Si tu único objetivo como persona emprendedora es obtener dinero, éste nunca va a aparecer.

Antes de pensar en tener mucho dinero, debes pensar en hacer algo que ames, en tener libertad y control en tu vida, en servir a los demás, en tener el orgullo de emprender.

Sólo cuando disfrutes de emprender y dejes de obsesionarte por el dinero, éste aparecerá...


9. Minimiza el riesgo y luego actúa

En cada negocio que emprendas, debes minimizar todo el riesgo posible; para ello debes informarte, analizar, capacitarte y planificar.

Pero tampoco debes obsesionarte con ello, debes tener en cuenta que por más análisis, preparación o planificación que realices, siempre surgirán problemas, dificultades e imprevistos.

Por tanto, trata de minimizar todo el riesgo que puedas, pero no trates de controlarlo todo; no dejes que el análisis te paralice, asume cierto riesgo y toma la decisión de iniciar tus proyectos de una vez.


10. No tengas miedo en cometer errores
Cada vez que cometas errores o fracases, es cuando realmente vas a aprender.

Los errores o fracasos son parte del camino del éxito, es más, sin errores o fracasos, probablemente nunca conseguirás el éxito.

Por lo tanto, no te preocupes demasiado por los errores o fracasos que puedas tener. Cada vez que te equivoques o fracases, aprende la lección y sigue adelante.


11. Analiza permanentemente el mercado
Como persona emprendedora debes prestar permanentementeatención  a todo lo que suceda en el mercado.

Siempre debes prestar atención a las consumidoras y consumidores, a sus comportamientos, a sus costumbres, a los cambios en sus necesidades, preferencias o gustos; a los sucesos económicos, a las nuevas tendencias, a los nuevos avances tecnológicos, a la competencia, a sus nuevas estrategias, a sus nuevos productos, etc.

Debes prestar atención a lo que suceda en el mercado, detectar la aparición de oportunidades y amenazas, y tratar siempre de preverlas y anticiparte a ellas.


12. Busca permanentemente las oportunidades
Como persona  emprendedora debes prestar atención a todo aquello que pueda significar una oportunidad de negocio.

Debe prestar atención a las pequeñas oportunidades que se presenten, pues son generalmente a partir de ellas que se generan los grandes negocios. Y debes tener en cuenta que las mejores oportunidades aparecen cuando menos se esperan, por lo que nunca debes dejar de atender a su aparición.


13. No ofrezcas algo que te guste a ti, sino algo que le guste a quien lo va a consumir
Como persona  emprendedora, tu razón de ser son los consumidores y  las consumidoras, siempre debes ponerte en su lugar, tratar de descifrar sus necesidades y preferencias, y luego, satisfacerlas.

No caigas en el error de pensar que si algo te gusta a ti, también tendría que gustarle al resto.


14. Medita bien tus decisiones
El tomar buenas decisiones es fundamental en la vida de la persona emprendedora.

Por lo que antes de cada decisión que tomes, debes tomarte tu tiempo, meditarla bien, analizarla bien.

Sin embargo, no siempre podrás hacer eso y, en ocasiones, deberás confiar en tu instinto y tomar decisiones rápidamente.


15. Comprime el tiempo
Hoy en día, debido a la alta competencia, debes valorar cada segundo, debes trabajar todos los días y a todas las horas.

Pero tampoco debes vivir en estado de esclavitud con tu negocio, debes trabajar arduamente, pero con el tiempo, debes tener la capacidad para crear sistemas de negocios y saber delegar autoridad.

Hasta que llegue el día en que tu negocio ya no tenga que depender de tu presencia, y puedas dedicarle más tiempo a tu familia y a lo que te gusta hacer, o sea, a emprender nuevos negocios.


16. No dejes de formarte
Por más que sepas, nunca dejes de seguir aprendiendo, ya sea por tu propia cuenta, o asistiendo a cursos o seminarios.

Aprende sobre negocios, sobre las nuevas tecnologías, sobre las nuevas herramientas empresariales, pero, sobre todo, aprende todo lo que puedas sobre aquello a lo que te dedicas, hasta el punto de que te conviertas en una persona experta en ello.


17. Ahorra en todo lo que puedas
Como persona emprendedora debes busca obtener las mayores ventas o ganancias posibles, pero, a la vez, debes procurar hacer los menores gastos posibles, no sólo en los negocios que emprendas, sino también, en tu vida diaria.

Debes buscar siempre la manera de gastar menos, por ejemplo, debes tomarte tu tiempo al momento de comprar algo, y comparar bien precios y, a al vez, debes procurar ser frugal en tu vida diaria, por ejemplo, debes evitar los lujos innecesarios, al menos hasta que tengas el suficiente dinero como para poder darte esos gustos.


18. Rodéate de las personas indicadas
Para emprender tus negocios, debes saber elegir a las personas indicadas, a aquellas personas que sean expertas en temas que no domines, y que se complementen bien contigo y con el resto de tu equipo.

Si decides asociarte, procura que se complementen contigo, que posean recursos o conocimientos que tú no poseas, y que tengan las mismas aspiraciones de crecimiento que tú.


19. Sé perseverante
En el camino de la persona emprendedora, hagas lo que hagas, siempre aparecerán problemas, dificultades e imprevistos.

Por lo tanto, como persona emprendedora debes estar preparada para sortear estos obstáculos, confiar en tu capacidad y en tus proyectos, saber que de todas maneras alcanzarás el éxito, y seguir adelante pase lo que pase.


20. Sé paciente
Y, finalmente, el último de los consejos para personas emprendedoras, es ser paciente.

El camino de la persona emprendedora no es un camino fácil, para recorrerlo se necesita perseverancia y paciencia. Como persona emprendedora debes tener paciencia en los malos momentos, pero también en los buenos.

Cuando las cosas vayan mal, si realmente confías en tu capacidad y en tus proyectos, ten paciencia y sigue adelante, sabiendo que el éxito podría aparecer en cualquier momento.

Y cuando las cosas vayan bien, ten paciencia y no fuerces las cosas, ve despacio, poco a poco, y dando pequeños pasos; pero si encuentras una buena oportunidad, acelera la marcha y empieza con los grandes pasos.


Mapa web